Ir al contenido
Universidad de Chile

Declaración Pública

Programa de Libertad de Expresión y Ciudadanía de la Escuela de Periodismo de la U. de Chile rechaza persecuciones ilegales a periodistas de investigación

Programa de Libertad de Expresión rechaza persecuciones a periodistas

Compartir:

Ante los hechos conocidos recientemente, tras la denuncia del medio de investigación CIPER en torno al caso de espionaje del Ejército a Mauricio Weibel -quien publicó el millonario desfalco conocido como “Milicogate”-, y que ha confirmado el monitoreo militar a otros cinco periodistas, el Programa de Libertad de Expresión y Ciudadanía de la Escuela de Periodismo del Instituto de la Comunicación e Imagen, ICEI, de la Universidad de Chile, declara:

El Programa de Libertad de Expresión y Ciudadanía rechaza tajantemente los monitoreos, pesquisas y persecuciones ilegales que afectan a seis periodistas: Mauricio Weibel, Danae Fuster, Javier Rebolledo, Juan Cristóbal Peña, Santiago Pavlovic y Pascale Bonnefoy, académica de nuestra casa de estudios. Dichas intimidaciones, propinadas por el Ejército, y confirmadas por la investigación que desarrolla la Fiscalía, atentan directamente contra el ejercicio periodístico, buscando amedrentar la necesaria tarea de investigación acerca de hechos de interés público, como son la corrupción institucional, las violaciones de derechos humanos y los sucesos de violencia en tiempos de transición democrática.

Junto con entregar nuestra total solidaridad y apoyo a las y los afectados, a través de esta declaración denunciamos lo que constituye un serio atentado al derecho a la comunicación, información, libre expresión y prensa por la vía de amedrentar a quienes ejercen actividades periodísticas de investigación cuya labor fiscalizadora coadyuva a la garantía de derechos humanos individuales y colectivos en una sociedad democrática.

Como lo hemos señalado antes: investigar acerca de informaciones de interés público, es una condición básica para mantener el funcionamiento sano de una democracia y es propio de la esencia del periodismo. Sin un periodismo que cumpla con ese fundamento ético, estamos frente a una democracia debilitada que priva a la ciudadanía de ejercer su derecho a la información.

Por último, solicitamos a las entidades institucionales que supervigilan la protección de las garantías de las personas, como son la Fiscalía y el Instituto Nacional de Derechos Humanos, investiguen y deploren públicamente estos hechos. Por nuestra parte, haremos llegar esta declaración y los antecedentes conocidos, a la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para la denuncia y observancia internacional necesaria, ante estos graves acontecimientos y su enorme perjuicio a la democracia chilena.

logo icei

Dirección de Extensión y Comunicaciones ICEI

Compartir:
http://uchile.cl/c174371
Copiar